Tal vez, has escuchado muchas veces hablar de los alimentos deshidratados e incluso los has consumido en no pocas oportunidades; pero, ¿Te has preguntado, cuáles son ventajas y desventajas de deshidratar alimentos?, te enseñaré las ventajas de deshidratar alimentos y las desventajas de los alimentos deshidratados.

Para responder a esta pregunta, primero voy a establecer ¿Qué son alimentos deshidratados o desecados? Pues bien, son todos aquellos alimentos que han sido sometidos a un procedimiento por medio del cual, empleando técnicas con elementos naturales o artificiales, se les ha extraído el porcentaje de agua que poseen cuando están frescos. ¿Preparado? ¡A darle caña!

Ventajas y desventajas de deshidratar alimentos
Ventajas y desventajas de deshidratar alimentos

Ventajas y desventajas de deshidratar alimentos

¿Cuál es la Finalidad de Aplicar estas Técnicas a los Alimentos Frescos?

No es otra que, aumentar su tiempo de vida útil, es decir, de conservación, disminuyendo la posibilidad de contaminación.

¿Existe Alguna Diferencia entre Deshidratación y Desecado?

Sabemos que la finalidad de los dos métodos es la misma, es decir, reducir los niveles de agua contenidos en los alimentos frescos. Sin embargo, sí existe una diferencia, que inmediatamente te diremos en este momento, de cuál se trata.

1. La Técnica de Deshidratación

Es aquella mediante la cual la cantidad de agua contenida en los alimentos frescos se reduce por acción de calor artificial, es decir, someter dichos alimentos al aire que previamente se ha calentado o a superficies calientes, tanto industrial como artificialmente.

Los alimentos frescos que pueden ser sometidos a deshidratación son los hongos, las frutas, las especias, las hortalizas, la leche, las legumbres y los huevos.

2. El Desecado

No es otra cosa que someter los alimentos frescos a la acción de las condiciones del ambiente, es decir, a la intensidad del sol o al viento, para reducir los niveles de agua de los mismos; es la que se ha denominado como una técnica artesanal. Mediante esta técnica se pueden desecar, hortalizas, frutas, hongos, legumbres, carnes y pescados.

Ventajas de la deshidratación de alimentos

Del proceso, que te mencionamos anteriormente, derivan alimentos que combinan muy bien con otros alimentos tanto frescos como deshidratados, cuando se necesita preparar mezclas, y también se pueden utilizar como base en la preparación de distintas comidas. Pero, sino conocéis otras ventajas de los alimentos deshidratados, te los dejamos en este momento:

  • El proceso para su elaboración es sencillo y permite el ahorro no solo de tiempo sino de energía.
  • Aumenta el tiempo de vida de los alimentos.
  • Los alimentos conservan no solo las proteínas, sino también las grasas y los hidratos de carbono.
  • Los alimentos reducen su volumen y peso, y esto a su vez permite reducir el espacio para su almacenamiento y son más fáciles de transportarlos y distribuirlos.
  • No se pierde tanta cantidad de alimentos, como sucede cuando no se aprovecha esta técnica para evitar que se dañen.
  • Para su almacenamiento no es necesario que contéis con instalaciones de características especiales.
  • El alimento que se somete a este procedimiento adquiere un valor agregado.

Desventajas de Deshidratar Alimentos

En algunos casos, en la deshidratación de alimentos, existe la posibilidad de que se pierda un porcentaje de sus propiedades organolépticas (textura, olor, color y sabor).

También, se puede producir una pérdida en el porcentaje de las vitaminas solubles en el agua o hidrosolubles, como la vitamina C.

¿Cuáles son los inconvenientes que se pueden presentar durante el proceso de secado y cómo podemos evitarlos?

  • Puede haber generación de microorganismos mientras se realiza el desecado: sobre todo cuando el mismo se hace bajo el sol y/o al aire libre, por lo que es preciso que el proceso se desarrolle en el menor tiempo que sea posible.
  • Los alimentos pueden encogerse o reducir su volumen: a mayor lentitud de secamiento mayor la reducción de los alimentos.
  • Aparecimiento de manchas color marrón: se producen por no tratar de forma correcta los alimentos, lo cual genera además de problemas de carácter estético, cambios nada agradables tanto de aroma como de sabor y reducen significativamente la cantidad de nutrientes.
  • Disminuye o elimina la posibilidad de rehidratarse: es decir, es menos posible que se rehidrate o recupere el peso que tenía cuando estaba en condiciones normales o cuando era fresco.
  • Se produce una sensible pérdida de los elementos que generan el aroma y el sabor de los alimentos: se puede disminuir acelerando el secado. La pérdida del aroma es mayor en los alimentos desecados.
  • Nacimiento de insectos: mientras se mantienen almacenados los alimentos que han sido deshidratados o desecados, debido a que durante el proceso puede haber algunos insectos que depositen sus huevos sobre dichos alimentos.
  • Se pueden producir desperfectos  en la superficie de los alimentos: que no dejan que se evapore por completo la humedad y pueden quedar blandos.

Algunas Recomendaciones a Seguir

  • Es importante que los alimentos, mientras dura el proceso bien sea de deshidratación o de desecado, sean tratados con cuidado, de tal forma que los inconvenientes señalados anteriormente no se presenten.
  • Tratar bien los alimentos frescos que se someten a estos procedimientos, implica, sobre todo tener cuidado en los pasos previos a someterlos al proceso, durante el lavado cuando se debe procurar eliminar cualquier imperfección o muestra de impureza en los alimentos.
  • También es importante controlar muy bien el tiempo que estará el alimento expuesto a los factores o condiciones que forman parte del procedimiento de deshidratado o desecado.
  • Como durante el proceso de deshidratación se producen reacciones que producen la degradación de los alimentos, es necesario minimizar lo más que se pueda el tiempo de secado.

La velocidad con que se produce la deshidratación depende de la resistencia que opone el alimento a la transferencia de calor; la temperatura y velocidad que pueda tener el medio empleado para el secado. También influye la proporcionalidad entre el medio empleado para generar calor y la cantidad, peso o grosor de los alimentos.

La posible formación de desperfectos sobre los alimentos es otro de los factores que influyen en la degradación, junto con sobrepasarse de la máxima temperatura a la que pudiera ser sometido el alimento. Las características propias del equipo empleado para ejecutar el proceso, sea horno a gas o eléctrico o bien sea un deshidratador, e incluso la rejilla sobre la que se colocan los alimentos cuando son expuestos al sol y al aire.

Esperamos que hayáis aprendido cuales son las ventajas y desventajas de deshidratar alimentos. ¿Conocéis alguna mas? También, podéis echaros un vistazo a nuestro otros artículos de nuestra web, estamos seguro que con nosotros, aprenderéis, todo acerca de el deshidratado de alimentos. ¡Hasta la Próxima!

Me encanta la cocina.
Cocinero por vocación.
Master en Cocina y Nutrición.
Grado Superior de Dirección de Cocina.
Especialista en comida deshidratada.