En la actualidad, se continúa utilizando uno de los métodos de conservación de alimentos más antiguos; y no es otro que, la deshidratación, por ello te diré 10 ventajas y desventajas de los alimentos deshidratados. Se trata de una técnica de cocina en la cual, sometiendo los alimentos a la acción de condiciones climáticas específicas, se extrae de estos la mayor proporción de humedad o de agua.

Entre estas condiciones se encuentran: la luz solar, el aire seco, las altas temperaturas o la exposición de los alimentos a temperaturas de calor bajas por un largo período de tiempo. La finalidad de éste método es, lograr que los alimentos tengan un mayor tiempo de vida útil, evitando así que los mohos y las bacterias proliferen en los mismos contaminandolos.

Ventajas y desventajas de los alimentos deshidratados

Por lo que, en el día de hoy en deshidratarcomida.es, te enseñaré las ventajas y desventajas que nos brindan los alimentos deshidratados y/o desecados, así como de cuáles son las ventajas de utilizar una deshidratadora de alimentos. ¿Preparado? ¡Empecemos!

Ventajas y desventajas de los alimentos deshidratados

Ventajas de los Alimentos Deshidratados

  • Constituyen unos de los snacks más saludables. Podéis usar tanto las frutas como las verduras deshidratadas o secas como complemento de tus bocadillos o también como ingredientes de una ensalada.

Incluso, puedes prepararlos salados o dulces, dependiendo de si los aderezas con sal o con azúcar y algunas especias, no sólo son ligeros, sino que te proporcionan muchos nutrientes.

  • Los alimentos deshidratados al preparaos de forma correcta, si bien es cierto, que pierden el agua, también conservan sus propiedades nutritivas y organolépticas; que varios de los métodos o técnicas de cocción o conservación pueden eliminar o alterar.
  • Se aprovechan los alimentos frescos como frutas y verduras, que no tenemos tiempo de consumir antes de que se deterioren; y con esto se reduce también el desperdicio de alimentos.
  • Contar con una gran variedad de alimentos secos conformados por frutas y verduras, siempre es una buena idea.

Las puedes consumir en mayor cantidad y también utilizarlas como ingredientes para tus preparaciones en la cocina.

  • Te permite probar nuevas texturas y sabores, dependiendo del corte que les hagas.

Bien en rodajas muy finas o si preferís deshidratarlos enteros, o piensas en rehidratarlos, incluso puedes transformarlos en polvo, para espolvorear preparaciones como ensaladas, sopas, carnes, etc.

  • Te permite almacenar una mayor cantidad de alimentos en un menor espacio que cuando están frescos.
  • Los alimentos deshidratados pueden conservarse por bastante tiempo sin deteriorarse, algunos incluso por un año, cuando se guardan en envases de cierre hermético.

Desventajas de Emplear la Técnica de Secado de Alimentos

  • Si queremos que los alimentos frescos, como verduras y frutas, conserven un mejor sabor, es necesario someterlas al procedimiento inmediatamente después de ser cosechadas.
  • Al iniciar el procedimiento de secado o deshidratación, no puedes interrumpirlo, porque de hacerlo, el moho y las bacterias pueden provocar daños a los alimentos.
  • Cuando los alimentos a deshidratar tienen mucha agua, el proceso se puede extender durante muchas horas, lo que a su vez genera un mayor gasto de energía eléctrica o de gas, dependiendo del equipo que emplees o mucha pérdida de tiempo, si lo haces al sol o al aire.
  • El procedimiento de someter los alimentos a determinada intensidad de temperaturas, puede dar lugar a la eliminación de elementos hidrosolubles como la vitamina C.
  • La deshidratación puede conducir a que algunos alimentos sometidos a ella pierdan o vean negativamente alteradas sus propiedades organolépticas.
  • No son tan crujientes o de colores tan vivos como los productos secos que consigues en el supermercado, recuerda que éstos son sometidos a otros procesos y además contienen aditivos químicos.

 Ventajas de Utilizar la Deshidratadora

  • Constituye una solución económica y práctica para realizar el proceso de deshidratación en casa.
  • Imposibilita que los insectos entren en contacto con los alimentos, por lo que no hay peligro de contaminación.
  • Al permitirte establecer una temperatura y circulación de aire constantes, también te ayudará en la reducción de los riesgos de contaminación.
  • La deshidratación se realiza con más precisión, ya que te permite regular tanto la temperatura como los tiempos, y así puedes controlar el porcentaje de agua.
  • Como podrás regular la temperatura hasta cerca de los 40 °C, los alimentos no pierden en su totalidad los nutrientes, ya que la mayoría se conservan en su estado natural.
  • Puedes ahorrar tiempo, porque te permite que deshidrates en pocas horas muchos alimentos, sobre todo las hierbas aromáticas.
  • Cuentas con una gran facilidad de acción, tanto en relación con su uso como respecto de su limpieza.

Ventajas del Microondas para Preparar Alimentos Deshidratados

  • Sus características propias, sobre todo que emite radiaciones no ionizantes, te garantiza que tus alimentos mantengan su estructura molecular en su estado natural.
  • Las reacciones químicas que produce en los alimentos son exactamente iguales a las de un horno convencional.
  • Los que cuentan con un buen control en cuanto a la distribución del calor a lo largo del proceso de deshidratación (por ejemplo, cuentan con una rejilla), permiten que se conserven e incluso se mejoren las propiedades organolépticas en los alimentos.
  • No se ha demostrado que las ondas de este tipo de hornos genere efectos nocivos para la salud.

Ventajas del horno de Convección para Preparar Alimentos Deshidratados

  • Se reduce el tiempo de la cocción, porque el aire caliente maneja una temperatura constante, ahorrando también bastante energía.
  • Vienen en tamaños fáciles de adaptar a cualquier espacio de tu cocina, además de que son muy económicos.
  • También te permiten contar con las ventajas de un microondas, pues cuenta con esta funcionalidad adicional.

Ventajas del Horno a Gas o Eléctrico para Preparar Alimentos Deshidratados

  • Son económicos y fáciles de conseguir.
  • Los podéis utilizar en cualquier momento que quieras.
  • La mayoría pueden mantener la temperatura en menos de 80 °C o 200 °F.
  • Cuentan con rejillas que permiten la circulación uniforme de temperatura.
  • Podéis mantener entreabierta la puerta para que salga la humedad.
  • Te permite revisar el proceso y sacar una muestra de los alimentos para probarlos sin sacarlos del calor.

Nota: Como veis cada uno tiene sus ventajas, solo prueba y decide con cuál te quedarás.

Me encanta la cocina.
Cocinero por vocación.
Master en Cocina y Nutrición.
Grado Superior de Dirección de Cocina.
Especialista en comida deshidratada.