Entre las distintas técnicas o métodos que se aplican en el arte culinario, tenemos uno que es muy antiguo pero no por eso ha dejado de ser empleado en la actualidad, y no es otro que el deshidratar frutas utilizando métodos caseros.

[wpas_products ASIN=”B07K2HTVCS,B07K2HTVCS”]

Esta técnica tiene como finalidad la eliminación de la mayor cantidad de agua que se encuentra como componente de los distintos alimentos frescos, como frutas, verduras, vegetales, carnes, hierbas.

El contenido de agua en los distintos alimentos varía de acuerdo al tipo de alimento de que se trate, así por ejemplo, en los cereales el porcentaje de agua se encuentra entre 10 y 20%, en las carnes puede ir de 60 a 75%; mientras que en los hongos y setas puede ser del 90 al 95%, y en las frutas y hortalizas, entre 80 y 90%.

Debéis saber que los alimentos se alteran debido a la actuación de microorganismos conjuntamente con reacciones enzimáticas y químicas; pero dicha alteración se produce dependiendo del grado o cantidad de agua que compone los alimentos. De manera que lo que se pretende con deshidratar los alimentos es impedir que se multipliquen los microbios; y eso se logra, precisamente, extrayendo el mayor porcentaje de agua de los alimentos.

Es preciso diferenciar entre un alimento deshidratado y alimento seco, porque aunque se suelen emplear ambos adjetivos como sinónimos, no lo son, por el contrario, la diferencia es bien clara; el alimento seco contiene más del 2,5% de agua; y el deshidratado, el porcentaje de agua es menor al 2,5%.

Esta técnica se puede aplicar a una amplia variedad de alimentos y/o productos, como por ejemplo, carnes, pescados, frutas, vegetales, verduras, hierbas aromáticas, hortalizas, hongos, etc.

¿Cuáles son los Métodos Caseros que Podemos Emplear para Deshidratar Alimentos?

Son diferentes los métodos existentes y para los cuales se utilizan también distintos equipos; y, en casa es posible deshidratar o secar alimentos empleando energía solar o electricidad e incluso gas (hornos a gas).

Deshidratar fruta al sol

1. Método de Deshidratación con Electricidad

Para éste método se utilizan equipos que han sido fabricados para funcionar con electricidad, y que además permiten regular la intensidad de calor que se aplica en cada preparación.

2. Deshidratar fruta en horno eléctrico

Bien sea éste eléctrico o a gas, este tipo de hornos te permite deshidratar cualquier tipo de alimentos, desde carne y pescado pasando por frutas, verduras, vegetales hasta hierbas aromáticas.

Para utilizar este tipo de horno, debéis tener en cuenta que permita que se gradúe el calor a temperaturas bajas, por debajo de 100 °C. El método consiste en colocar los alimentos, previamente cortados en rebanadas finas, bien sea sobre rejillas o sobre bandejas de hornear.

La temperatura debe ser controlada con termómetro. Y, es importante que dejéis la puerta entreabierta alrededor de 5 a 10 centímetros para que circule el aire caliente y salga la humedad. Si queréis reducir el tiempo de secado, puedes colocar un ventilador encendido frente a la puerta, lo cual hará que el aire caliente salga más rápido.

3. Deshidratadores Eléctricos

Se tratan de equipos fabricados con la finalidad de ser empleados en nuestros hogares; en los cuales han instaurado un sistema de calentamiento que cuenta además con ventilación y generan la circulación de aire caliente.

Ese aire caliente cubre los alimentos, es decir, circula alrededor de éstos, que se encuentran ubicados sobre rejillas; y a medida que se produce este movimiento de aire caliente, se elimina paulatinamente la humedad.

Este tipo de equipos vienen dotados de un temporizador así como de un controlador de la temperatura que funciona con una alta exactitud. La potencia de los deshidratadores comerciales caseros está ubicada entre los 600 y 800 vatios.

Deshidratar con Energía Solar

Horno Solar

Permite deshidratar alimentos, sin costos de electricidad; y logra que el procedimiento de secado consuma menos tiempo que cuando se realiza directamente bajo el sol y, además, con ahorro de electricidad pues no requiere de ésta para su funcionamiento.

Además, resulta un método mucho más higiénico que cuando se realiza al aire libre y directamente bajo el sol, debido a que al emplear el horno solar, los alimentos no se exponen al contacto con insectos o aves.

Como deshidratar frutas al sol

Es el más antiguo, sencillo y artesanal, y no es más que colocar los alimentos que vas a deshidratar o a secar, en una mesa o rejilla, de tal forma que los rayos solares y el aire incidan directamente sobre éstos, eliminando así la carga de humedad que tienen.

Es necesario en este caso, tener especiales consideraciones respecto a la higiene de este proceso, y a tal efecto, se recomienda que los alimentos se cubran con una rejilla que impida el contacto directo con insectos y pájaros.

Este método requiere mucho más tiempo para que los alimentos se deshidraten, pudiendo variar entre una y cuatro semanas dependiendo del tipo de alimento, del tamaño o del grosor y de la cantidad de agua que posean.

Algunos de los Beneficios que Puedes Obtener de Realizar tú mismo este Proceso de Deshidratación en tu casa

Entre estos, independientemente del método de deshidratación que se aplique podemos mencionaros los siguientes:

  • El sabor de los alimentos es más intenso porque la eliminación lenta del agua permite la concentración de los azúcares.
  • No es necesario que le agregues conservantes, ya que son elaborados para uso personal y no para la venta o almacenarlo por períodos de tiempo que sobrepasan los que naturalmente son ideales.
  • Su valor nutricional es muy elevado, pues la pérdida de vitaminas es muy poca.
  • La conservación de alimentos es menos complicada, tan es así que, el grado de acidez de los mismos no es determinante.
  • Son tan versátiles que los podéis consumir de varias maneras, bien sea como ingredientes de tus recetas o como aperitivos o meriendas.
  • Somos nosotros mismos quienes escogemos los alimentos que vamos a deshidratar, y así podemos estar seguros acerca de su origen y de su calidad.

Me encanta la cocina.
Cocinero por vocación.
Master en Cocina y Nutrición.
Grado Superior de Dirección de Cocina.
Especialista en comida deshidratada.