El calor del verano exige una dieta más ligera basada en frutas frescas y las verduras no pueden ser excluidas de nuestra dieta, por lo que es necesario reinventarse para su consumo y garantizar una dieta equilibrada. De esta forma, obtenemos deliciosos snacks de verduras, que aportan gran cantidad de nutrientes, con la técnica de la deshidratación de alimentos vas a conseguir deshidratar brócoli.

En esta línea, el brócoli se presenta como una gran alternativa a convertirse en un gran snack en verano, debido a sus múltiples cualidades: protege de la diabetes, el cáncer de colon o enfermedades cardiovasculares; además de su versatilidad culinaria que permite que sea el protagonista en muchas recetas.

deshidratar brocoli

 

El brócoli es rico en vitaminas B1, E, A y C, con increíbles propiedades antioxidantes; además de ser rico en potasio, calcio, zinc, yodo, hierro y magnesio; contribuye al mantenimiento de los tejidos corporales, sistema inmune, nervioso y hepático; siendo el alimento perfecto para dietas de control de peso.

La manera tradicional para deshidratar el brócoli es como siempre han hecho nuestros abuelos, secado bajo el sol, al aire libre aprovechando las altas temperaturas, las cuales deben estar por encima de los 29°C y con una circulación constante de viento.

Este proceso, será lento y se desarrollará en varios días tomando en cuenta las siguientes variables:

  • Revisar las condiciones del clima para poner a secar el brócoli, debe ser un lugar con mucha iluminación y circulación del viento, pero donde haya poca humedad y poco polvo;
  • El brócoli se partirá en pedazos o gajos para facilitar el secado, teniendo cuidado en no maltratarlo al cortarlo.
  • Deberán estar expuestos al sol encima de una rejilla cubiertos por un trapo fino limpio; o guindados enteros en una cuerda cubiertos con un mosquitero para protegerlo de los insectos y cualquier elemento que pueda contaminarlo.
  • El tiempo de secado es difícil de calcular, ya que dependerá del tamaño del brócoli, el clima y la velocidad en que se deshidrata; por lo que será necesario observar y palpar. Cuando esté seco, ya estará listo… Es la única manera de saberlo.

Deshidratar brócoli en el deshidratador de alimentos

Una técnica más moderna para deshidratar el brócoli es con el uso del deshidratador de alimentos. Luego de lavar bien el vegetal, se cortará en gajos y se colocará en la rejilla de plástico para iniciar el proceso, el cual puede durar entre 7 y 10 horas, dependiendo del tamaño y la cantidad de brócoli y cómo va reduciendo la humedad.

Aquí unos sencillos pasos para hacerlo:

  1. Compramos varios brócolis que estén frescos sin que se observen partes maltratadas u oscurecidas.
  2. Lavamos muy bien con agua cada una de las ramas del brócoli para eliminar cualquiera impureza, sucio o insecto que este escondido; luego escurrimos bien.
  3. Retiramos lo grueso del tallo o base, ya que tardaría mucho en secarse
  4. Lo ponemos en agua hirviendo solo por 3 minutos, y retiramos de la cocina; lo escurrimos bien y enjuagamos con agua fría para detener la cocción.
  5. Hay que asegurarse que no estén muy gruesos, todas las porciones tengan más o menos el mismo tamaño; de manera que la rejilla platica del deshidratador pueda cerrar. Así que si están muy grandes los cortamos en trozos más pequeños que sean fáciles de organizar.
  6. Se deben acomodar de manera que permitan la circulación del aire y cada porción reciba el calor de manera uniforme.
  7. Colocamos la temperatura a 135°C para la deshidratación de nuestro brócoli; durante 7 horas, así mantendrán su color y potenciarán su sabor.
  8. Sabremos que están listos cuando al palparlos se sientan las ramitas de brócoli tostadas pero flexibles.
  9. Se deben almacenar en frascos de vidrio herméticos, logrando preservarlo por largo tiempo.

Para consumir se pueden rehidratar en un bol con agua, y conservarán su hermoso color verde con una textura como si estuvieran un poco cocidos, al comerlo se sentirá crudo y fresco.

Y como estamos en la tónica del verano, te invito a mejorar tu dieta con recetas de crackers y smooties que podrás disfrutar de manera saludable y deliciosa.

CRACKERS DESHIDRATADOS

Son una alternativa con brócoli que puedes preparar en un deshidratador, muy saludable que puede sustituir al pan y puedes acompañarlos con dips, pates o hummus.

Ingredientes:

  • 100 grs de Brócoli (sólo las flores) (3,5 oz)
  • 1/2 taza de semillas de lino (70 gr)
  • 1/2 taza de semilla de calabazas (70 gr)
  • 1/2 taza de semilla de chia (70 gr)
  • 2 cdas de levadura de cerveza
  • 1 o 2 cdtas de espirulina (opcional)
  • 1/2 cdta de sal marina
  • 1/4 de taza de agua (65 ml)

Preparación

  1. Tritura el brócoli en un procesador de alimentos.
  2. Aparte tritura todas las semillas por separado y agrégalas en un bol.
  3. Agrega los ingredientes del bol y el resto en el procesador hasta obtener una masa homogénea. El agua se debe agregar poco a poco.
  4. Extiende la masa sobre la bandeja del deshidratador de manera uniforme-
  5. Deshidrata a 40°C por 2 horas
  6. Dale la vuelta a la masa y trocéala, utilizando un cuchillo o un corta pizza.
  7. Deshidrata unas 8 horas más por el otro lado… y

¡Listo… a disfrutar ¡

SMOOTHIE DE BRÓCOLI Y KIWI CON ARÁNDANOS

Es una bebida sana y nutritiva que permite aprovechar frutas y verduras… así que toma nota ¡

Ingredientes

  • 2 kiwis
  • 1 plátano congelado
  • 2 tazas de brócoli deshidratado
  • 1 dátil
  • Agua de coco

Toppings

  • Arándanos deshidratados
  • Frambuesas
  • Coco seco

Preparación

  • Batimos todos los ingredientes en la licuadora, excepto los toppings y batimos a velocidad turbo hasta que esté suave.
  • Servimos el smoothie en un recipiente de vidrio y le agregamos los toppings de coco seco, frambuesas y arándanos deshidratados.

¡Una deliciosa bebida para disfrutar en este verano!

 

Me encanta la cocina.
Cocinero por vocación.
Master en Cocina y Nutrición.
Grado Superior de Dirección de Cocina.
Especialista en comida deshidratada.