La deshidratación es una opción práctica para la preservación de alimentos y para tener bocadillos en poco tiempo y con todos sus nutrientes. El Plátano es uno de las frutas más versátiles que podemos usar en cualquier receta, incluso nos sirve de snack en un momento de ansiedad, y si se trata de un deshidratado casero estará libre de conservantes nocivos, ¡Así que aprovechemos y aprendamos cómo prepararlos en casa!

Cómo deshidratar plátanos

 

¿Cómo deshidratar plátanos?

En el proceso de deshidratación de plátanos puedes utilizar varias técnicas, en primer lugar, aprenderás a realizarlo al horno; para ello necesitas:

  • Plátanos maduros, preferiblemente sin manchas ni magulladuras grandes.
  • Jugo de limón, naranja o cualquier otro jugo ácido.
  • De manera opcional podemos utilizar Sal, nuez moscada o canela para darles más sabor.

¡Dicho esto… Manos a la obra!

  1. Precalienta el horno entre 50° y 90 °. Esta es la temperatura ideal para no quemar el plátano y lograr que se deshidraten internamente de manera uniforme. Procura entonces que la temperatura no supere estos grados.
  2. Mientras el horno se está calentando, comienza a pelar los plátanos, se debe cortar el plátano en rodajas de 0,5 cm. Si deseas que queden más crocantes puedes cortar rodajas de unos 0,3 cm.
  3. Para evitar que la fruta se oxide y oscurezca, remoja las rodajas en jugo de limón por varios minutos, así tendrá más sabor y vitaminas y evitará que se pongan marrones. El jugo de limón puedes reemplazarlo por jugo de piña, lima o cualquier jugo ácido. En caso que no te gusten sus sabores puedes diluir una parte de jugo por cuatro partes de agua y remojar las rodajas de plátano durante 3 a 5 minutos.
  4. Ahora debes colocar las rodajas de plátano sobre la rejilla del horno, separadas una de la otra, de esta manera el aire caliente cubrirá por completo todos los lados del plátano y hará que la fruta expulse el exceso del líquido; por esta razón debes tener a mano una bandeja para hornear y colocarla debajo de la rejilla.

En caso de no tener una rejilla puedes utilizar una bandeja con papel para hornear y rociar las rodajas con aceite de cocina en aerosol; esto tomará un poco más de horas para eliminar el líquido de la fruta, por lo que te recomiendo dejar un poco entreabierta la puerta del horno de manera que la humedad salga.

  1. Antes de comenzar a deshidratar puedes darle sabor al plátano con un poco de sal; pero si prefieres un pasapalo dulce, puedes espolvorearle nuez moscada o canela.
  2. Coloca las rodajas de plátano en el horno con cuidado que ninguna se caiga. Si vas a utilizar la rejilla, recuerda colocar la bandeja para horno primero de manera que las gotitas de agua caigan en ella.
  3. El horneado dependerá del nivel de crocancia que esperas obtener. Si cortaste rodajas, el horneado tomara de 1 a 3 horas; en cambio, si son trocitos más gramdes deberás esperar de 6 a 12 horas. Cuanto más tiempo de horneado le des, más crocantes estarán.

A la mitad del tiempo de horneado se deben voltear las rodajas, de esta manera el deshidratado será uniforme.

A medida que se enfríen las rodajas de plátano se harán más crocantes, así que sácalas del horno cuando tengan una textura más suave de la deseada.

  1. Saca la rejilla del horno y deja que las rodajas de plátano se enfríen en ella, no las retires hasta que estén bien frías, ya que solo estarán crocantes y secas cuando estén enfriado a temperatura ambiente.
  2. El almacenamiento debe ser en un recipiente hermético; así se podrán conservar por varios meses.

Deshidratar plátanos en el Microondas

Otra técnica que podemos aprovechar en nuestros hogares, es deshidratar plátanos en el microondas, así, tal cual… ¡De esta manera obtendremos un fantástico snack de manera rápida y económica en unos sorprendentes 30 a 45 minutos ¡

Para ello debes seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Corta las rodajas de plátano en 0.6 cm aproximadamente, es importante que sepas que no deben ser muy finas porque se pueden quemar, y si son muy gruesas no se deshidratarán de manera uniforme.
  2. En un plato, rocía aceite de oliva, de coco o el que tengas a mano, y ubica las rodajas separadas entre ellas, esto es importante, así que, si ves que no caben en un solo plato, puedes hacer el proceso dos veces.
  3. En el microondas coloca la función de descongelado y el tiempo de 30 a 45 minutos, dependiendo de la potencia del equipo. Elegimos esta función para evitar que el plátano se queme.

En caso de que quieras hacerlo más rápidamente en el microondas, también tenemos la siguiente opción:

  1. Calienta las rodajas en el microondas a máxima potencia por un minuto, de esta manera se pondrán suaves y perderán humedad. Pasado este tiempo dales la vuelta, y agrégale sabor a las rodajas, puede ser sal si te gusta el toque salado; pero si prefieres el dulce, la nuez moscada o canela molida serán una gran elección.
  2. Seguidamente caliéntalas por 30 segundo más. De esta manera deben estar crujiente, sino es así, agrega 30 segundos.

NOTA: Con el método del microondas es recomendable consumir de una vez, puesto que su frescura solo durará un día

Recomendaciones:

  • En caso de deshidratar los plátanos en el horno debes prepárate, el proceso en el caso de los trocitos puede durar hasta 12 horas, por lo que es recomendable hacerlo a primera hora del día, ya que si lo dejas en la noche puedes correr riesgos de incendios.
  • Para reconstituir los plátanos, se deben hervir a fuego lento durante 15 minutos, agregando agua hasta cubrir las rodajas. Transcurrido este tiempo escúrrelas para consumir o utilizar en cualquier receta.
  • Estas rodajas pueden consumirse solas, o acompañadas con frutos secos o granola.

Espero estas recomendaciones te sean de utilidad para preparar algo práctico y delicioso en tu hogar.

 

Me encanta la cocina.
Cocinero por vocación.
Master en Cocina y Nutrición.
Grado Superior de Dirección de Cocina.
Especialista en comida deshidratada.