Las naranjas deshidratadas son un aperitivo delicioso y una perfecta decoración en nuestras cocinas; Cómo deshidratar naranjas, su sabor ácido y su consistencia gomosa lo hacen perfecto para acompañar el té, el agua helada o los cócteles. La cáscara de la naranja deshidratada es muy versátil para realzar el sabor y el aroma de muchos platillos. ¡Este maravilloso bocadillo puede durar meses e incluso años si lo guardas de la manera apropiada!

Como deshidratar naranjas
Como deshidratar naranjas

Entonces,

¿Cómo deshidratar naranjas?

Aquí te dejo los pasos para lograr deliciosas rodajas de naranja deshidratadas en casa…

Primer paso

  1. Precalienta el horno en la temperatura más baja posible, se recomienda que sea aproximadamente 93°C (200°F) para deshidratar las naranjas y no quemarlas.
  2. Lava bien las naranjas, para ello mezcla 120 ml (1/2 taza) de vinagre blanco destilado con 0,5 lt (2 tazas) de agua; remoja las naranjas en esta solución de 5 a 15 minutos y luego enjuaga con abundante agua. No peles la naranja antes de cortar.
  3. Corta las naranjas, elimina la parte superior e inferior con un cuchillo afilado, y corta en rodajas delgadas de 0,3 a 0,6 cm de grosor, teniendo cuidado en no quitarle la cáscara. Debes hacerlo de manera recta en sentido transversal de manera que obtengas rodajas circulares. En caso de usar las rodajas para bocadillos puedes quitar la cáscara antes de cortarlas: esto dependerá de tu preferencia.
  4. Para ayudar a la deshidratación es importante extraer un poco el jugo de la fruta, para ello coloca las rodajas entre dos paños de cocina y presiona con suavidad, para que estos puedan absorber este delicioso néctar.
  5. Si deseas que las rodajas sean menos ácidas, cubre uno de los lados de la rodaja con azúcar para darle un toque dulce; para ello puedes utilizar un tazón poco profundo o un plato pequeño para cubrirla con facilidad.

En caso de utilizar cuatro naranjas grandes, deberás emplear media taza de azúcar aproximadamente.

Segundo paso

  1. Las rodajas de naranjas debes colocarlas en una bandeja para hornear forrada con papel de cocina, ubicándolas una al lado de la otra, dejando espacio entre ellas. En caso de que las hayas endulzado debes colocarlas con el azúcar hacia abajo, evita que se superpongan.
  2. El proceso de horneado durará varias horas, teniendo la temperatura a 93°C, es importante que coloques la bandeja con las rodajas en una rejilla inferior. El tiempo de cocción dependerá de que tan deshidratadas las desees. Si deseas un aperitivo gomoso y pegajoso deberás dejarlas en el horno aproximadamente 3 horas.
  3. Estarán listas cuando transcurrido el tiempo, sientas las rodajas pegajosas y melosas en la parte superior. Pero si las deseas las hojuelas más crocantes y con un aspecto quebradizo, deberás dejarlas en el horno por unas 12 horas. Para ello debes revisar a lo largo de este tiempo que no se quemen ni se cocinen en exceso.

Para ayudar en este proceso puedes dejar la puerta del horno entreabierta, de manera que el vapor y la humedad sean expulsados durante la cocción y evitar que se cocinen en exceso.

Cuarto Paso

  1. Superado el tiempo se deben dejar enfriar en el horno hasta que estén a temperatura ambiente. Éstas deberán ser guardadas en un lugar fresco y seco. En caso de que prefieras rodajas de naranjas pegajosas y menos deshidratadas deberás colocarlas en un recipiente de cierre hermético separadas con papel encerado. Si prefieres refrigerarlas podrán durar por varios meses. Mientras que las rodajas quebradizas se podrán conservar en un frasco de vidrio de cierre hermético durante un mes.

Tips Extras

Si eres de aquellos que prefieren los métodos naturales para conservar los alimentos, tenemos la opción de deshidratación al sol de las cáscaras de naranja:

  • En primer lugar, deberás seleccionar naranjas de cáscara delgada, recuerda que cada tipo diferente de naranja dará como resultado diferentes sabores, aromas y texturas, así que experimenta para encontrar tu sabor favorito.
  • Lava y seca cuidadosamente las naranjas, para esto utiliza un limpiador de frutas y abundante agua. Sécalas muy bien con un pañito limpio.
  • Con un cuchillo afilado realiza cortes pequeños en la cáscara de la naranja, desde la parte superior hasta la base, repite este proceso 3 o 4 veces para obtener secciones uniformes que faciliten pelar la naranja. Intenta no cortar la pulpa.
  • A continuación, quita la cáscara con cuidado, inicia en la parte superior; trata de mantenerla lo más intacta posible.
  • Cuando ya hayas retirado toda la cáscara, colócala en una rejilla de secado elevada, puede ser una malla de acero inoxidable, fibra de vidrio cubierta con teflón o plástico. Mantenlo elevado a fin de propiciar la circulación del aire y alejarlo de la humedad que pueda existir en el suelo. Es importante ubicar la rejilla donde reciba luz directa durante el día.
  • Para ayudar al proceso de secado de las cáscaras, puedes colocar un papel o una lámina de aluminio debajo de la rejilla, para que sirva como reflectante de la luz solar y mejorar la temperatura de secado que garantice un secado óptimo. La temperatura en el ambiente adecuada es de 30°C, con un máximo de humedad del 60%.
  • Este proceso debe realizarse mínimo durante 3 días, hasta que logres una cáscara totalmente dura y seca. Por las noches debes guardarla dentro de casa para protegerla de la humedad del ambiente y sacarla en la mañana.
  • Ya finalizado el proceso de secado y deshidratación debes guardar las cáscaras de naranja en un recipiente de cierre hermético, en un lugar oscuro y fresco; de esta manera podrás conservarlo por varios años. Entre más antigua sea la cáscara, más intenso será su sabor.

Recomendaciones:

  • Si vas a deshidratar rodajas de naranja y deseas saborizarlas, puedes experimentar con las especias y sus sabores. Puedes utilizar sal y pimienta; la sal marina y la pimienta negra son buenas opciones al momento de agregar sabores adicionales que complementarán entre si la acidez natural de la naranja.
  • Ya listas las rodajas puedes emplearlas para decoración del té o cocteles; y las cáscaras en diferentes recetas.
  • Consejos para deshidratar alimentos en casa

 

Me encanta la cocina.
Cocinero por vocación.
Master en Cocina y Nutrición.
Grado Superior de Dirección de Cocina.
Especialista en comida deshidratada.