Actualmente existe una muy variada cantidad de técnicas culinarias para deshidratar comida en casa, que van, desde las más antiguas y que aún se emplean, como por ejemplo, hervir para cocer los alimentos, hasta las actuales, en las que las cocinas parecen más un laboratorio de química, como por ejemplo, cuando se cocina con nitrógeno líquido.

Entre esta variedad, existe una técnica muy antigua, que es la deshidratación de alimentos. ¿Cuántas veces habéis consumido alguna fruta o carne deshidratada, sin pensar siquiera en cuál es el proceso que se sigue para preparar semejante manjar? Tal vez muchas, ¿verdad?

Bien, pues te voy a explicar en qué consiste, cuáles son algunos de sus beneficios y distintas técnicas que puedes utilizar en tu propia cocina para deshidratar alimentos. ¿Estás listo? ¡Vamos al rollo!

deshidratar alimentos en nuestras casas

¿Qué Implica Deshidratar Alimentos?

Lo primero que tienes que saber al respecto, es que se trata de una técnica de cocina muy antigua, que se emplea desde sus inicios, con la finalidad de conservar y deshidratar alimentos.

Sus primeros indicios se remontan a la era del Neolítico y ha sido utilizado por la totalidad de las civilizaciones que han existido a lo largo del tiempo. Una vez aclarado que ha sido una técnica de cocina muy antigua, es el momento de indicarte,

¿En qué se Basa la Técnica de Deshidratar Alimentos?

En resumen, es aplicar sobre los alimentos una serie de procedimientos conducentes a suprimir o eliminar el mayor porcentaje de la cantidad de agua que los compone, evitando así, que se desarrollen los microorganismos causantes de su progresivo y a veces rápido deterioro.

¿Qué se Entiende por Actividad de Agua?

Es una expresión mediante la cual se explica los niveles de agua de un alimento, puede influir en la actividad microbiana degenerativa que se desarrolla, dañando el alimento.

Es así que, cuando se aplica el proceso de deshidratación sobre un alimento determinado, la actividad de agua, disminuye la actividad que desarrollan los microbios que contribuyen a que el alimento se deteriore.

¿Existe Alguna Diferencia entre Alimentos Deshidratados y Alimentos Secos?

La respuesta a esta pregunta es afirmativa, sí existe una diferencia y consiste en que al deshidratar alimentos, el porcentaje de agua presente no llega al 2,5%, mientras que en los secos, la presencia de agua supera dicho porcentaje.

¿La Deshidratación Altera el Sabor de los Alimentos Sometidos a ese Proceso?

Sí lo altera, pero en sentido positivo, es decir, aporta matices novedosos de gusto, olor, color y textura (organolépticos), sobre todo realzando sus sabores. Después de todo este preámbulo, seguro te preguntarás:

¿Puedo Deshidratar comida en casa, y si es así cómo lo hago?

Pues bien, la respuesta es, ¡Por Supuesto que Sí! Claro que puedes hacerlo, y te diré cómo lo tienes que hacer, cuáles son los procedimientos a los que puedes recurrir dependiendo del alimento y las condiciones de tu cocina.

Los resultados que puedes lograr al deshidratar tú mismo los alimentos, no sólo te sorprenderán a ti, sino a todos aquellos con quienes compartas tus alimentos deshidratados.

En primer lugar, existe una serie de medios que puedes emplear para deshidratar alimentos en tu casa. Puedes contar con:

  • Electrodomésticos de uso habitual en el hogar como son los hornos.
  • Máquinas elaboradas expresamente para esta actividad.
  • Energía del sol y secado con aire.

Es así como no requieres de una máquina determinada para deshidratar tus alimentos; ya que sencillamente puedes dejarlos expuestos al aire libre para que se sequen, o dejándolos varias horas dentro del horno de tu cocina a muy baja temperatura.

El problema con estas técnicas es que necesitan o demandan mucho tiempo y, en el caso de usar horno, el gasto de energía eléctrica o gas resulta excesivo. Ahora, en cuanto a las máquinas para deshidratar alimentos caseras, debes tener claro que son eléctricas, que tienen en su base un motor sobre el cual se encuentran varias bandejas superpuestas, en las cuales se han de distribuir los alimentos, para luego ser tapados.

Estas máquinas deshidratadoras, cuentan con unas instrucciones donde se te orienta sobre los tamaños y formas de cortar los alimentos a deshidratar y el tiempo requerido. Es importante que no haya ningún vestigio de humedad. Con relación al tiempo que ha de durar el proceso al deshidratar alimentos, este varía siempre, dependiendo, entre otros factores, del  tipo, tamaño y corte de los alimentos, del método que se emplee, de la temperatura tanto del ambiente como del horno y de lo que cada uno prefiera.

1. Deshidratación Usando Energía Eléctrica

  • Deshidratación en el horno: puedes usar para esto, el horno de tu cocina, para ello, debes graduar la intensidad de la llama o de la energía eléctrica, dependiendo de si es de gas o eléctrico, a muy baja temperatura.

Nota: Los alimentos debes colocaros sobre una bandeja. Mantén entreabierta la puerta unos 7 centímetros, con la finalidad de que la humedad salga.

  • Deshidratadores eléctricos: son fabricados para uso casero, contienen una rejilla interna sobre la que se colocan los alimentos de tal manera que, la máquina produce un flujo de aire caliente y este elimina paulatinamente la humedad.

2. Deshidratación empleando energía solar

  • Horno solar: se trata de un horno especialmente fabricado para acumular la energía solar y, de esta forma, puedes hacer un secado de los alimentos en mucho menos tiempo que si se hiciera directamente al sol, siendo más higiénico.
  • Directamente bajo la luz del sol y el aire: es un método antiguo y artesanal, y solo requieres, para eliminar la humedad, que se coloque el alimento seleccionado directamente bajo la luz del sol y al aire libre, bien sea sobre una rejilla, sobre una mesa, en el piso o colgando.
  • Equipos de deshidratación solar: seca los alimentos mediante la utilización de energía del sol de forma directa o indirecta. Poseen una cámara donde se ubican los alimentos en rejillas, circula el flujo de aire caliente y extrae la humedad.

¿Ya sabes cómo deshidratar alimentos en tu casa? ¡Perfecto! Podéis utilizar diferentes técnicas de deshidratación, para comenzar a convertir tus frutas y verduras favoritas. Por lo que, te invito a que deis un pequeño vistazo a nuestro artículo «Deshidratar Frutas Utilizando Métodos Caseros«. ¡Hasta la Próxima!

Me encanta la cocina.
Cocinero por vocación.
Master en Cocina y Nutrición.
Grado Superior de Dirección de Cocina.
Especialista en comida deshidratada.