Como ya sabréis, la carne deshidratada o seca, tiene sus orígenes desde la antigüedad, pues era la forma en que nuestros antepasados lograron conservar la carne por más tiempo, para que no se les dañara ante la falta de la refrigeración de la que tenemos hoy en día.

A pesar de ser tan antigua, es una receta que aún se usa en nuestros días, cómo por ejemplo, la carne deshidratada a la mexicana,  y que nos permite disfrutar de unas ricas comidas de las cuales es parte, e incluso, consumirla sola, como un aperitivo o merienda es suficiente y muy deliciosa.

Entre los métodos existentes para preparar la carne deshidratada, te contamos que existen tres principalmente, el secado, al sol o al aire; Este ultimo, es el más antiguo y requiere mucho tiempo y unas condiciones especiales de humedad.

Los otros dos métodos, que son los más utilizados en la actualidad, son:

  • Usando un deshidratador, que es una máquina fabricada exclusivamente con unas funciones propias que facilitan y aligeran el proceso de deshidratación.
  • Utilizando un horno bien sea eléctrico o de convección (a gas).

Seguramente te preguntareis ¿Qué corte o tipo de carne puedo deshidratar o secar? ¡No te Preocupéis! En principio, cualquier tipo o corte de carne puede ser deshidratada. Sin embargo, las más recomendadas son: el bistec de falda y el lomo, también, punta o pulpa negra, muchacho redondo, siempre y cuando sea magra.

¿Cuánto Tiempo dura el Proceso de la Carne Deshidratada o seca cuando se hace en un Horno?

Aproximadamente de 3 a 5 horas, dependiendo de la intensidad de temperatura que le coloquéis al horno y del grosor de las tiras de carne.

¿Cuál es el Procedimiento a Seguir para Preparar Carne Deshidratada o seca en el Horno?

1. ¡Para Comenzar!

  • En primer lugar, debéis tener a la mano el corte de carne que quieres deshidratar.
  • Tiene que ser magro, ya que la carne con alto contenido de grasa no es recomendable para esta preparación.
  • La grasa no solo daña la carne, sino que reduce el período de almacenamiento de la carne seca, porque permite la rápida proliferación microbacteriana.
  • Eliminaros cualquier rastro de grasa que tenga la carne, lo ideal es que no le quede grasa en ninguna proporción. Esto hace que sea más saludable y se mantenga más tiempo.
  • El corte de carne debéis lavarlo y secarlo con papel absorbente.
  • Lleváis la carne al congelador por aproximadamente 2 a 3 horas, con la finalidad de que adquiera una consistencia más dura (debe quedar dura al tacto) pero no congelada.
  • Luego, procedéis a cortarla en tiras muy delgadas y cuidando que queden del mismo grosor y tamaño, aproximadamente de 2 a 5 mm.
  • Para cortar la carne, se recomienda un cuchillo bien afilado, de los que se emplean para cortar bistec.
  • Podéis cortar la carne en la misma dirección de su fibra, lo que provocara que el corte sea mas pegajoso, en caso de el corte vaya en sentido contrario, no tendrá esta textura.

2. La Maceración o Marinado

  • Esta se hace con la finalidad de darle un mejor sabor a la carne.
  • Se recomienda el adobo tipo ahumado, teriyaki o cajún, o cualquiera que sea de tu gusto, incluso preparaos por ti.
  • Coloca los trozos de carne dentro de una bolsa plástica hermética, agregándole el adobo que hayas elegido.
  • En cuanto a las cantidades, te recomendamos que por cada 1 ½ kilo de carne coloques de 1 a 1 ½ tazas del adobo que hayáis elegido o preparado.
  • Agrega a la carne y al adobo entre 1 y 3 cucharadas del condimento que prefiráis, por ejemplo, pimienta, jengibre, ajo, bien sea frescos o en polvo.
  • Luego de adobada, lleváis la bolsa con la carne y el adobo al refrigerador, no sin antes haber revuelto la carne para cubrirla totalmente con el adobo, y la dejareis mínimo 6 y máximo 24 horas para que absorba los sabores.
  • Entre más tiempo dure la carne en el refrigerador con el marinado, más deliciosa sabrá luego de deshidratada.

3. ¡Es la hora del Secado!

  • Saca la carne del refrigerador y seca, a toques, con papel absorbente, cada tira, eliminando el exceso de humedad y de adobo.
  • Vais colocando las tiras en una rejilla que estará ubicada sobre una bandeja para horno que debe estar cubierta por papel de aluminio.
  • Las tiras deben estar separadas aproximadamente 5 mm, para que el calor las seque de forma uniforme.
  • Luego las lleváis al horno que ha de estar previamente precalentado a 80 °C / 175 °F.
  • Cocínala de 3 a 8 horas, por lo que debéis revisarla cada 2 horas, para verificar que no se queme o seque demás.
  • Para saber el punto de cocción o secado, sacáis una tira, déjala enfriar y pruebala, si está a tu gusto, si aún está muy suave cocínala más tiempo.
  • Cuando esté lista, debéis sacarla del horno y dejarla enfriar entre una y tres horas; y almacénala.

Consejos a la hora de Preparar Carne Deshidratada

  • Adobo tipo cajún: taza de aceite de oliva, vinagre y salsa Inglesa o Worcestershire.
  • Salsa estilo teriyaki: salsa de soya, miel y vinagre de arroz.
  • Adobo sencillo: salsa inglesa y aceite de oliva.
  • Condimentos que puedes usar para acompañar el adobo de la carne: sal, chipotle, canela, pimienta, cilantro, clavo de olor, comino, nuez moscada, pimienta roja, miel, pimienta negra, orégano molido, páprika, ají y ajo en polvo.
  • Si guardasteis mucha carne, ten la precaución de revisarla semanalmente, para verificar que no esté cubierta de moho.
  • Ten cuidado que las tiras de carne no se sobrepongan, porque si es así su cocción no tendrá suficiente consistencia.
  • No sobrepaséis la carne de cocción, porque entonces quedará muy dura para poder consumirla.
  • La carne seca podes usarla para que algunos de tus platos queden con un sabor original; o consumirla sola, como un rico bocadillo.
  • La carne la podéis guardar en una bolsa o en un frasco hermético, y cuando se te antoje un bocado, simplemente ábrelos y a comer.

¿Bastante fácil, no? ¡Claro que sí! Es hora que comiences a preparar tu propia carne deshidratada en casa, acordaros, que pueden revisar todo el contenido de nuestro sitio web para aprender todo sobre los alimentos deshidratados, no solo conoceréis cómo preparar carne deshidratada, sino frutas, verduras, hasta pescado. ¿Que estáis esperando? ¡Comienza una nueva vida con los alimentos deshidratados!

Me encanta la cocina.
Cocinero por vocación.
Master en Cocina y Nutrición.
Grado Superior de Dirección de Cocina.
Especialista en comida deshidratada.